Ir al contenido principal

En la casa



La casa tiene ecos de vacía
se ha quedado estancada,
ya no es balancín de vida
el futuro no duerme en sus camas.
Está demasiado limpia y ordenada
le faltan mediodías, ojos de primavera,
 que portee el día las ventanas.

Pero en la casa se sigue haciendo mermelada.


Foto y poema Milagros Morales





Comentarios

Remo ha dicho que…
Una pena descrita en versos acerca de la ausencia de vida e hijos en el hogar, que sin éstos, no es lo mismo y torna a triste, pero reflejas cierta esperanza en el último verso, mientras hayan dos personas, seguro, habrá mermelada :) Un saludo!

Pásate por mi blog de poemas y échale un vistazo :p

http://letravivar.blogspot.com/
Juan Risueño ha dicho que…
Es la vida y sus trances, en los que no se es más si se alcanza sino si se recobra.

Saludos
♥hadama♥ ha dicho que…
¡madre mía es verdad !que sola se quedo mi casa cuando se marcho mi hija note exactamente lo que describe tu poema un beso
RELTIH ha dicho que…
SENTÍ CONVIVIR SIN AMOR.
UN ABRAZO
Terly ha dicho que…
Esos ecos de vacia duran por poco tiempo,la primavera vuelve a renacer y los árboles vuelven a llenarse de hojas. Los ecos de vida se renuevan con más virulencia aún.
Besos, Milagros.
Oskr Burgos ha dicho que…
http://paisdemaravillason.blogspot.com/ es un excelente blog super recomendado

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

APROVECHO MIS LETRAS.

Aprovecho mis letras para acariciar,
para besar,
para provocar sonrisas:
Como medio para llegar en la distancia. Pero sobre todo,para no alejarme yo
o volverme yerma,
aprovecho mis letras. Milagros Morales.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.