Ir al contenido principal


Lo único que  queda es la mirada.
Un atardecer se prendió en ella
para siempre.
La silueta de la luna,
 se difuminó la noche en que su melena,
 dejó de ser mar.

No hay vuelo en la falda de los barcos anclados.

Comentarios

Juan Risueño ha dicho que…
Hola Milagros.

Tenemos una persona en casa que también es un poema.

Buen fin de semana
♥hadama♥ ha dicho que…
atardeceres lindos en mallorca camarada son lindos lindos de verdad
corto poema pero a la ves infinito pues que no se ancle tu vida ni tus sueños y deja libre la imaginación que es capaz de hacer volar el alma un besozo
RELTIH ha dicho que…
ME AGONICÉ!!!!!
BESOS
María Socorro Luis ha dicho que…
Cada día encuentro aquí mejor poesía.

El poeta se hace escribiendo poemas, está claro.

Besos
Garcibáñez ha dicho que…
Ni tampoco hay poeta en paro, porque es condición permanente...

Un abrazo.
Terly ha dicho que…
Hay atardeceres que se cuelagan de nuestra mirada para hacer de ella un infinito amanecer...
Besos.
MarianGardi ha dicho que…
Me gusta ver tus poesías optimistas y verte a ti danzando entre ellas.
Un abrazo
Cris Gª. Barreto ha dicho que…
Mi querida Milagros:

Singular y gran poema.
Me ha encantado.

Recibe toda mi estima y admiración.

Besos,
Cris.
MARIAN ha dicho que…
preciosa imagen y poema bellisimo.
un saludo
marian
Stephenwolf ha dicho que…
Ha de mecerte a la deriva un viento, pecio herido, que arrancará de ti la paz que ahora contemplas.
Hundirá tus tesoros y te robará el ánimo que aun conservas.
Pero no romperá tus velas, dejará que la tormenta y su hermano el mar se cobren la presa.

Aunque soy yo, el viento que te amenaza quien perderá esta batalla, hundido en mi esencia por la carga de la culpa, tendido mi ánimo habrá de quebrarse hasta la extenuación de mis competidos delirios y arañare la superficie del mar que tu moras

MAE / laspuertasdeanubis.blogspot.com

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.