Ir al contenido principal

Hincada.




No he avanzado nada.
Es la vida la que pasa por mis orillas
y yo creo que ando;
pero sigo hincada en el mismo barro que soy.
Tan indefensa  como un niño,
tan sensible como la hoja al viento,
agrietada en el mismo amor que me cura.


Foto y poema Milagros Morales.



Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Momentos de gran sensibilidad y vulnerabilidad, pero solo son eso, momentos. Yo creo que debes de ser mucho más de lo que esta poesía refleja. Que conste que es buena :)
Un saludo.
Luis Nieto - 'Papelylápiz' ha dicho que…
A veces se desea anchura en esas orillas, para poder caminar un poco a la velocidad de la vida. Pero vivimos con ilusión y esperanza, y entonces no leemos sobre lo que sale escrito en el espejo. Salvo en los días tristes...
Un cariñoso abrazo desde 'Poemas del volcán'
José Ramón ha dicho que…
Milagros un poema de esta época felicidades.

Un cordial saludo de José Ramón desde…
Abstracción textos y Reflexión.
mario recamier ha dicho que…
lindo poema es sentimiento que quema es un placer pasar por tus letras http://deunpoetadiario.blogspot.com/
Mercedes Dueñas ha dicho que…
Muy sensible, me gusta. Un beso

Entradas populares de este blog

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.

La niebla

La niebla es muy densa por la carretera
pero tu conduces tu vida , recuerda,
yo solamente te puedo ayudar.

Mas si decides continuar en la niebla,
yo te prestaré mis faros antiniebla,
no puedo dejarte en total oscuridad.

Aunque seguiré insistiendo discretamente
para que busques un paisaje diferente,
ascendiendo a la cumbre
y dejándola atrás.

Pero sea tu decisión la que sea,
no olvides que siempre me tendrás.

Foto Goyo Hueso

APROVECHO MIS LETRAS.

Aprovecho mis letras para acariciar,
para besar,
para provocar sonrisas:
Como medio para llegar en la distancia. Pero sobre todo,para no alejarme yo
o volverme yerma,
aprovecho mis letras. Milagros Morales.