Ir al contenido principal

Para levantar la crisis



Para levantar la crisis,
brazos de jornalero.
Tendinitis y más tendinitis
producida en cadena,
contratos temporales,
sueldo extranjero…

Para levantar la crisis
más consejeros,
más pagas extras,
dinero al dinero…
Más diferencias
entre poder y pueblo.

Para levantar la crisis,
más hambre y guerras,
menos conciencia,
más indulgencias,
más incoherencia…

Tender un velo,
y que nadie vea,
que nadie piense,
que nadie crea.


Foto Goyo Hueso.

Comentarios

Para levantar la crisis, los trabajadores y trabajadoras. Porque el capital y los gobiernos no quieren, no pueden, no saben.

Hay que empezar desde cero, y conseguir por fin una sociedad justa y equilibrada en la que no sucedan más estas hecatombes económicas.

Un poema con fuerza, Milagros.

Saludos
María (lady) ha dicho que…
Milagros,
No es la primera vez que me paseo por aqui, pero siempre lo he hecho de puntillas. Prometo hacer un poquito de ruido de ahora en adelante.

En mi "escalera" tienes algo para ti, que espero pases a recoger cuando puedas.

Un abrazo.
Luisa Arellano ha dicho que…
Para levantar la crisis, los que de verdad la sufren, los trabajadores con su sacrificio y trabajo.

Los desbarres económicos de los que tienen todo y aún quieren mucho más, los pagaremos siempre los mismos.

Un beso muy grande, Milagros.
MiLaGroS ha dicho que…
Gracias a los tres por vuestra visita. Para mi es una alegría y un aliciente que me anima acontinuar escribiendo.
Besos. milagros
Mariano ha dicho que…
cuanta desgraciada verdad en lo que escribis y eso que tu pais no es de los ue peor estan aca muere gente de hambre, de incertidumbre, de ignorancia. segui asi. saludos
MiLaGroS ha dicho que…
Mariano, gracias también por tu visita transoceánica. milagros

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.