Ir al contenido principal

El vacío




El vacío no lo llenan las luces,
ni las calles repletas de gente
que compran regalos.
Ni lo llenan los escaparates
aunque estén preñados.

El vacío sigue latente, solitario,
debajo del puente.

Nuestros sueños, a veces,
son bombillas fundidas,
que se reemplazan por otras
pero no son las mismas.

Saturamos nuestra vida de cosas,
pero no hay tarjetas ni firmas,
con que comprar lo que sacia el anhelo,
y la realidad es cruda.

Aunque por unos instantes,
se disfrace de guiso humeante,
no hay fuego.



Foto Goyo Hueso

Comentarios

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

APROVECHO MIS LETRAS.

Aprovecho mis letras para acariciar,
para besar,
para provocar sonrisas:
Como medio para llegar en la distancia. Pero sobre todo,para no alejarme yo
o volverme yerma,
aprovecho mis letras. Milagros Morales.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.