Ir al contenido principal

Sacaré colores al olvido




Sacaré colores al olvido
para sentirme de nuevo habitada.
Limpiaré las telarañas de la ausencia
y abriré las ventanas para ventilar la soledad.
Los baldes de zinc que no aguantan el agua
servirán para que la primavera
 vuelva a mis balcones.
Me llenaré de olores de mesa compartida


Volveré a ser techo, vida, llama…
  


Foto Goyo Hueso

....

Comentarios

Edurne ha dicho que…
Precioso!

Un beso, amiga!
Esencia ha dicho que…
Exquisitez versada, una indudablemente optimista pincelada.

con cariño, esencia.
Amelia Díaz ha dicho que…
ENHORABUENA, AMIGA QUERIDA!!!

Por ese deseo de remontar
por ese poema precioso
y

por la distinción que te ha hecho
Francisco Cenamor !!!

Un beso enorme
José Baena ha dicho que…
Todas escriben con virtuosismo, pero esta es la Milagros que a mí me gusta leer. Ultimamente tus versos eran sólidos, pero habían perdido su frescura. Y eso es lo que me enganchó de tu forma de escribir, que destilabas naturalidad y viveza. Mil gracias por ventilar la soledad y poner tus versos al sol. Son la prenda ideal con que vestir tu casa. Un abrazo.
Ardilla Roja ha dicho que…
Hola Milagros:

Un poema tán cálido como los colores de la fotografía. Me gusta mucho, tranmite las claves para esa reconstrucción interna que todos necesitamos alguna vez.

Un abrazo
anabel ha dicho que…
Esos olores de mesa compartida...Ummm, sencillamente maravilloso.

Un abrazo.
M. Angel ha dicho que…
Hola Milagros, linda flor de primavera, no estás en olvido, aun que poco comento, sigues en el corazón de este que aprecia y lee tus lindos versos.

Abre tu ventana
Te iluminaran los soles
Cada mañana

Da tu sonrisa
y verás que los soles
vuelven aprisa

Abrazo fuerte y sincero

M. Ángel
María Socorro Luis ha dicho que…
Bellísimo.

Tú siempre has sido y serás techo, vida llama...

Un abrazo de los grandes.
Muy bien Milagros, esto es volver a nacer, limpia, barre y adorna tu casa interior con otras prespectivas
para sentirte simpre primavera.
Con ternura
Sor.Cecilia
Sneyder ha dicho que…
Una bella forma de de alejar la soledad
y llenar de color la vida con tus versos.

Un beso
Pedro F. Báez ha dicho que…
Sólo tú puedes escribir versos así. José Baena tiene razón en eso. Te brotan como botones que se abren para esparcir su aroma y dejarnos así prendados de todo cuanto dices. Una vez más, gracias por ser como eres. ¡Te debo tanto y ni siquiera lo imaginas! Si tienes tiempo y deseo, pasa por mi Isla para que veas como quedó el trabajo. Tu carta está al final de la entrada, cerrando con broche de platino. Un beso enorme para ti, Milagros. Hoy estoy tristón, pero tenía que venir a verte y me ha hecho mucho bien.
Samuel Rego ha dicho que…
Al igual que las viviendas, necesitamos rehabilitarnos, recuperar nuestro valor antigüo. Tú lo dices primorosamente.
Un poema soberbio.
Un abrazo.
Mayte_DALIANEGRA ha dicho que…
Precioso poema, Milagros, me ha gustado mucho, destila ganas de vivir. Vengo a ti desde el blog de nuestro común amigo Pedro Báez. Un beso y muy feliz semana.
MarianGardi ha dicho que…
Siempre somos eso que nombran tus versos aunque no nos demos cuenta, no necesitamos a nadie para que llene nuestros vacios, porque nadie kos puede llenar.
Muchos besos querida Milagros
Anónimo ha dicho que…
Thanks for sharing this link, but unfortunately it seems to be offline... Does anybody have a mirror or another source? Please reply to my post if you do!

I would appreciate if a staff member here at poetaenparo.blogspot.com could post it.

Thanks,
Oliver
Anouna ha dicho que…
Me gusta la esperanza de renovación que destilan estos versos, pienso que es mucho mejor sacarle colores al olvido que intentar olvidar, y es que olvidar parece un imposible.

Serás todo lo que te propongas de eso estoy segura. Bellos versos.

Besos, Anouna

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.