Ir al contenido principal

He puesto a remojo mi alma






He puesto a remojo mi alma
y se ha desteñido;
el agua parecía sangre.
La he tendido bien extendida
`para que la seque el viento.
Usaré tu vapor para desarrugarla,
y mañana me la vestiré de nuevo.

No puede ser nudista la esperanza.


Foto Milagros

....

Comentarios

Pedro F. Báez ha dicho que…
Se te ocurren cada cosas que me quedo mudo ante tanta creatividad, ante tu agudeza refinadísima en ver y percibir las cosas desde una óptica diferente pero nunca errada. Me encantó el poema. Eres tú. Mientras se seca tu alma, te extiendo un cálido abrazo para mantenerte calentita y sin frío. No importa que no lleves ropas. Somo hermanos.
anabel ha dicho que…
No olvides vestirla de nuevo, aunque siga un poco arrugada. No se puede vivir si esperanza.

Un abrazo.
Celia ha dicho que…
Has llenado de sensibilidad unas líneas. Y esa sensibilidad es ni más ni menos que tu alma impresa.
Un beso,amiguina
Sneyder ha dicho que…
Que no se destiña Milagros, guárdala sin arrugas, en el lugar donde vive la esperanza.

Un beso
MarianGardi ha dicho que…
La esperanza aunque camine desnuda está llena confianza.
La confianza es Amor, es saber que el alma está en buenas manos, aunque el vehículo se atasque en una piedra de
tropiezo.
Muchos besos querida Milagrod
José Baena ha dicho que…
Qué manera más estilosa de vestir la esperanza.
Siempre lo haces. No veo venir tus poemas, y me doy de bruces con ellos.
Coincido plenamente con Pedro, posees una clarividencia creativa privilegiada. Y privilegiados somos nosotros por disfrutarla.
Bss.
Leo ha dicho que…
La esperanza nunca se pierde, aunque a veces cuando llega no quisieramos haberla añorado.

Muy bueno, gracias Milagros por compartir.

Abrazossssssss de Leonor

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.