Ir al contenido principal

Reencuentro



Vuelvo de viaje y me reencuentro con mis cosas
esas que están vivas porque viví con ellas.
En el mismo lugar, no falta nada,
una capa de polvo las protegió en mi ausencia.
Las voy tocando una a una,
algunas no las recordaba y son una sorpresa
otras están algo viejas, desfasadas…
pero siguen mias y las amo con fuerza.
Las retomo,  las abrazo y doy gracias por ellas.
Es un dia sagrado.


Foto y poema Milagros Morales.


Comentarios

Mi querida milagros, deseaba tanto venirte a ver, que he volado para darte mi beso de ternura y decirte que tu foto es preciosa. Estamos muy cerca , yo estoy siempre a tu lado, estés en casa o de viaje con tus sueños.
Con ternura te dejo mi beso
Sor.Cecilia
Anónimo ha dicho que…
UN REENCUENTRO PERSONALIZADO.
BESOS
Anónimo ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo ha dicho que…
sigue escribiendo
Anónimo ha dicho que…
Demuestras ser una mujer muy sensible
nena ha dicho que…
Me parece un poema muy tierno y bonito
nena ha dicho que…
Me parece un poema muy tierno y bonito
concha ha dicho que…
Milagros, los haces con las palabras en estos versos tan bellos.
Maria Rosa ha dicho que…
Maria
Mª del Carmern ha dicho que…
Me parece eres una oersona sensible y con grandes valores. Ami tambien me encanta la poesia
gloria ha dicho que…
me gusta leer poesia yla tuya llega al sentimiento.GRACIAS.
Antonio Manuel ha dicho que…
He visto tu blog. Te envio un saludo afectuoso.
Anónimo ha dicho que…
soy cati megusta mucho tu blog
Anónimo ha dicho que…
soy neofito en estos menesteres, màs adelante ya te comentarè mis opiniones de la vida
Rosa ha dicho que…
La poesia no es mi fuerte
encarni ha dicho que…
he visto tu comentario y me ha gustao mucho

un beso
encarni ha dicho que…
he visto tu comentario y me ha gustao mucho

un beso
Mª DEL cCARME ha dicho que…
Me encanta trabajar con el bloc
Anónimo ha dicho que…
mu gonitoz tuz verzoz
Anónimo ha dicho que…
me parece muy nostalgico
Anónimo ha dicho que…
No me gusta esta forma de poetizar el polvo
mini ha dicho que…
Me encanta tu forma de ver la vida. Ojalá todo el mundo lo viera así.
mini ha dicho que…
Me encanta tu forma de ver la vida. Ojalá todo el mundo lo viera así.
manzanita ha dicho que…
Me gusta tu poesía.
Anónimo ha dicho que…
Hola guapa me agustado mucho, tu foto es muy bonita. Un fuerte abrazo.
Madrileño ha dicho que…
Es una prueba
Ricardo Miñana ha dicho que…
Un lugar lleno de recuerdos,
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.
F.J.G.G. ha dicho que…
Uno de esos poemas que, por su sencillez, te abraza por completo. Es precioso. ¡Seguiré pasando por aquí! Un saludo.
Juan Risueño ha dicho que…
Todo nos sobra y es imprescindible.
A su manera nuestras cosas también nos hacen compañía.

Veo que tienes una mosca algo pelma.

Un abrazo Milagros

Entradas populares de este blog

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.

La niebla

La niebla es muy densa por la carretera
pero tu conduces tu vida , recuerda,
yo solamente te puedo ayudar.

Mas si decides continuar en la niebla,
yo te prestaré mis faros antiniebla,
no puedo dejarte en total oscuridad.

Aunque seguiré insistiendo discretamente
para que busques un paisaje diferente,
ascendiendo a la cumbre
y dejándola atrás.

Pero sea tu decisión la que sea,
no olvides que siempre me tendrás.

Foto Goyo Hueso

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.