Ir al contenido principal

Crisis





Tierra negra,
surcos maltrechos,
nacimiento albino,
árbol sin estaciones,
cerros con canas
cielo sin horas….
Es tiempo de recolectar amapolas.




Foto Goyo Hueso

Comentarios

Cecy ha dicho que…
Recolectemos entonces!!!

Bella muy bella fotografía.

Besitos querida Milagros.
Cris Gª. Barreto ha dicho que…
Mi querida Milagros:

Cuando la vida pinta desolación lo mejor es alegrarla recogiendo flores.

Me gusta tu poema.

Recibe un abrazo muy muy fuerte
con un ramillete de amapolas.

Tu amiga que te quiere,
Cris.
sam rock ha dicho que…
Milagros, pintemos de color amapola este tiempo que apunta a película en blanco y negro.
Mi felicitación por tu acertado poema y por la bella fotografía.

Un fuerte abrazo
MarianGardi ha dicho que…
Milagros, como hay nubarrones, mejor dejamos la siembra para otro momento.
Ahora toca cosechar.
Muy bien pensado y expresado en tus versos.
Besos querida
Anouna ha dicho que…
Sin crisis no hay cambios, de todo debemos aprender para avanzar un paso más. Si no existieran las crisis en nuestras vidas, no sabríamos cuando es el tiempo de recolectar amapolas.

Las fotografías están tan bellas, que se hace un lujo total el momento, de Poesía e imágen. Genial!

Mil besos mi amiga, que bien escribes la vida misma.

Anouna
Manolo Jiménez ha dicho que…
Crisis en el sentido más filosófico de la palabra: cambio.

Así entiendo yo esta crisis que describes.

Abrazos, sin dolor de cabeza alguno.
caracola ha dicho que…
¡Ah...! ¿Pero quedan amapolas...?

Quizá hay que inventarlas. Los has contado muy bonito.

Un abrazo.
Rodolfo Cuevas ha dicho que…
Saludo, querida MiLaGroS:
Un pensamiento alertador, precedido de una impactante fotografía; creo que debemos prestar atención a los gritos de la Tierra para que podamos recolectar siempre. Bellas letras.
Un gran abrazo.
El Taller ha dicho que…
precioso poema..!! me encanta la imagen de la amapola que contrasta con la crisis.!
Anónimo ha dicho que…
Tienes mucha sensibilidad y consigues captar lo mas bello en las pequeñas cosas.
Anónimo ha dicho que…
Nos han gustado mucho los versos, se ve que eres una gran poetisa.
Anónimo ha dicho que…
Nos han gustado mucho tus poemas
Anónimo ha dicho que…
Me parece muy positiva la manera de ver la realidad de la vida
Anónimo ha dicho que…
hermosa foto. breve poesia. y se dice si lo bello breve, doblemente bello.
Anónimo ha dicho que…
nos ha gustado bastante
Anónimo ha dicho que…
me encuentro fatal, espero mejorar mañana y dar saltos
Anónimo ha dicho que…
Precioso tu poema, nos ha gustado nucho, se ve que tienes gran talento
Anónimo ha dicho que…
Mi querida Milagros.
No me gusta la poesia pues creo que es un poco cursi.
Besitos Amparo.
Anónimo ha dicho que…
Nos han gustado mucho tus poemas
Anónimo ha dicho que…
Aunque es pesimista el poema al final pones una notade color
Anónimo ha dicho que…
me ha gustado mucho tu poema
Anónimo ha dicho que…
Noa ha dejqado un poco pesimistas
Anónimo ha dicho que…
muy lindo
Anónimo ha dicho que…
!animate,mujer!
Anónimo ha dicho que…
eres chachi piruli.....
Anónimo ha dicho que…
¿Qmuieres quedar conmgo?
muamua muaaaaa
Noray ha dicho que…
A pesar de su extrema fragilidad y sencillez no existe flor con más belleza que la amapola.

Yo, en un campo de amapolas, soy el hombre más afortunado del mundo.



Un abrazo.

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.