Ir al contenido principal

De pronto me he quedado fría

De pronto me he quedado fría, como el hielo;
en plena ebullición me han añadido agua.
Si fuera una legumbre me guisaría más tierna;
pero ¿ que efecto provocará en el alma?.

Foto Francisco Sánchez.


Comentarios

Edurne ha dicho que…
En el alma, querida Milagros, el efecto puede ser devastador.

Creo que es una de las experiencias más "heladoras" que se pueden tener.

Cuando crees que todo va bien, que el punto de ebullición, como tú dices, es el correcto y d epronto, zas, te "callan" con un chaparrón de agua fría, se te congela abosolutamente todo, hasta el sentimiento!

Pero ánimo, que siempre hay un sol por ahí escondido listo para darnos ese calor que necesitamos para seguir funcionando!

Besitos de espuma helada (hace un frío terrible)!
Celia ha dicho que…
Cuando duele el Alma (yo lo sé) el dolor es tan intenso, que no existe un dolor comparable.
Tu poema cortito pero no helado.
Un beso
Adolfo Payés ha dicho que…
Es una pregunta muy profunda. sera lo mas cruel sentir en el alma.. lo frío de la vida..

Un abrazo
Saludos fraternos de siempre..
ALE. ha dicho que…
El alma tiene la capacidad,de revertir todos los efectos.
Un abrazo tibio.
Cecy ha dicho que…
El Alma tiene sus recursos para resguardarse.
Creeme.
Asi será.

Un abrazo con mucho cariño.
Pedro F. Báez ha dicho que…
Milagros, hasta hora no había podido entrar a dejarte comentario, aunque leí tu poema horas atrás. Estoy más tranquilo ahora. Sólo te digo que, con el calor de tus sentimientos y el de tus raíces que están llenas de amor y vida, al frío será solo el gélido soplo de una ráfaga pasajera y nada más. Te aseguro que mañana sale el sol de nuevo. Besos.
Cinderella ha dicho que…
muy lindo el blog y las imágenes también!!!
Laura Caro ha dicho que…
Tu alma es un alma sedienta.
Absorberá el agua y calmará su sed
y luego volverá a su punto de ebullición, como antes, pero sin sed y mucho más grande.
Nuestro cuerpo es agua
y nuestra alma también.
Por eso los ríos de nuestras palabras corren libres por las laderas de montañas que desconocemos y que agradecen
su paso.
Un poema corto pero eficaz.
Saludos.
Manolo Jiménez ha dicho que…
Casi nada es eterno, y mucho menos el dolor. Sería imposible vivir si no fuera así.

Abrazos.
mlred ha dicho que…
¡Es un lujo visitar tu blog!
¡Me calienta el corazón!
Si HOY hace frío,
¡mañana hará calor!
Estás en mi corazón.
¡Gracias por tu vida!
Milagros,
¡Eres un milagro
y un regalo de Dios!

Un fuerte abrazo
Mª Luisa

Entradas populares de este blog

SOL Y SOMBRA

Sol y sombra conviven  en mi  disputándose el cielo,  pero nada ni nadie puede  alcanzar ese espacio  que tengo en heredad Desde .él me asomo a la miseria  de la humanidad que me aborda  viendo como naufragan todos  los desvarios.



Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

De vez en cuando.

De ves en cuandolas nubes descienden y sus estratos me atraviesan como puñales; pasan de largo, pero me dejan heridas de ausencias que enfrían la vida. Mi sangre se empantana con el escalofrío del sin deseo; mis ojos vuelven a ver espectros en la añoranza; la brújula se vuelve loca entre maletas incompletas y relojes demasiado impacientes. Me quedo en el andén de una estación apuntalada esperando sin espera. Me olvide tomarme las pastillas de la vida y ya no suenan campanas que me hacían brincar como chotilla moviendo la quietud de la hierba.