Ir al contenido principal

Un laberinto



El laberinto del amor
nos estruja el cerebro,
hasta reducirnos a la nada,
y así nos enreda en su tela de araña.
Se nos vá tragando en una regresión
y nos acaba metiendo en su prisión.
Por eso por amor
somos capaces de tantas locuras,
de abrir ventanas
que dan a la nada,
de excavar túneles en la roca viva...

Pero los barrotes del amor liberan:
poseídos por él somos capaces,
de grandes ideas,
de grandes libertades.
Atados por su cuerda
desatamos la capacidad que tenemos
de alcanzar lo inalcanzable,
de liberarnos de nosotros mismos,
de hallar nuevas salidas,
de poner un brillo a la vida diferente y nuevo...

Por eso es un laberinto el amor:
nos ata y nos libera
nos reduce a la nada y nos proyecta al "todo".

Foto Goyo Hueso.( Colección grafittis de Tarazona)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Saborear el presente

Volver a saborear el presente
como un manjar
y comunicarte sin cobertura.
Iniciar el descenso
dejándote llevar por la corriente
sin oponer resistencia . Atreverse con nuevas fragancias ,
texturas y sabores.
Decir NO a los platos mal condimentados.
Elegir miel de ternura.

APROVECHO MIS LETRAS.

Aprovecho mis letras para acariciar,
para besar,
para provocar sonrisas:
Como medio para llegar en la distancia. Pero sobre todo,para no alejarme yo
o volverme yerma,
aprovecho mis letras. Milagros Morales.

Duele

Duele que se haga de día 
y ver que durante la noche
has caminado por un estercolero
sin verlo ni notarlo
y estar rodeada de basura
que no sirven para nada .

Montañas de vivencias
desechables, sin reciclaje,
te cortan el paso
sin avance posible.

Duele y te sientes estúpida.

Pero te das cuenta
que no caminas sola ,
muchos otros caminan de vuelta
con el amanecer,
y vas equipada
para dejar atrás
tus despojos.